All posts in Noticia

Estudiantes podrían perder hasta un 88% de su aprendizaje si continúan las clases de manera remota

Para nadie es un misterio que las clases en línea han sido todo un desafío para profesores y estudiantes, pero en el contexto actual, parece ser la única forma de continuar con el proceso educativo de los niños, niñas y jóvenes del país. 

Según el estudio “Impacto del Covid-19 en los resultados de aprendizaje y escolaridad en Chile”, realizado en conjunto por el Banco Mundial y el Ministerio de Educación, el efecto de la pandemia en el aprendizaje de los estudiantes chilenos alcanzaría cifras alarmantes, proyectando que, en promedio, los estudiantes del país podrían perder hasta un 88% de los aprendizajes de un año. 

Pero estas cifras no son el único problema que enfrenta la educación chilena. La deserción escolar también ha aumentado de manera preocupante y el Mineduc estima que cerca de 81 mil escolares podrían salir del sistema producto de la pandemia del covid-19. 

Te invitamos a conocer más sobre este estudio y las consecuencias de la pandemia en la educación en la siguiente cápsula BP.

Aumento del desempleo y disminución de ingresos: las grandes preocupaciones de los municipios

Hoy hay cerca de un 1 millón de chilenos desocupados. La pandemia ha desatado una importante crisis económica a nivel mundial y Chile no ha estado inmune. Según las últimas cifras del INE, la tasa de desocupación en el trimestre móvil marzo-mayo alcanzó un 11,2%, equivalente a 940.360 personas. 

Para paliar esta crisis, el gobierno anunció un plan de reactivación económica que contempla cerca de 12 mil millones de dólares. Fue en este contexto que la fundación Huella Local en conjunto con la Asociación Nacional de Municipalidades (AChM) hicieron el levantamiento de información más grande que se ha hecho a nivel de gobiernos locales.

271 municipios participaron en esta inédita encuesta cuyos resultados permitirán focalizar las políticas y las inversiones que deben hacerse para la recuperación. Las principales preocupaciones fueron: desempleo (97%), disminución de ingresos al municipio (72%), endeudamiento de la población (62%), aumento de la demanda por subsidios (55%) y la dificultad del pago de servicios básicos (54%).

Respecto a las prioridades de infraestructura, un 58% mencionó el déficit de agua potable, un 47% la conectividad vial y, por último, un 34,2% nombró la carencia o mal estado de la infraestructura de salud. 

Huella Local junto a la AChM presentarán esta información al gobierno y al parlamento, de manera que sirva como insumo de la discusión económica del país. Al mismo tiempo, esta iniciativa busca demostrar que trabajar con los gobiernos locales puede ser una gran oportunidad para avanzar en una reactivación descentralizada, pro empleo y donde los municipios sean protagonistas. 

 

Te invitamos a conocer más sobre este levantamiento y sus resultados en la siguiente cápsula BP.

Cómo se creó Canasta Fest, el festival de la pandemia para apoyar a 350 ollas comunes de todo Chile

El primero en dar el vamos fue el humorista Stefan Kramer. De ahí en más, se fueron sumando otros artistas entre ellos Francisca Valenzuela, Nicole, Javiera Contador, Moral Distraída, Mamma Soul, Juana Fé. 

Entre todos serán los encargados de dar vida a Canasta Fest, un inédito festival realizado en forma online que será transmitido este domingo a partir de las 18:00 horas a través de la plataforma online de CHV,  Facebook Live y YouTube.

La iniciativa de organizar un festival online que permitiera reunir fondos para 350 ollas comunes, en 11 regiones del país, partió de la mano del Grupo Cultiva, la Fundación Proyecto Propio, Fundación Avina y el movimiento IT’S NOW!, quienes a pocos días de iniciada la pandemia se reunieron en torno a Canasta Local, para facilitar las donaciones a líderes sociales que organizan ollas comunes y, al mismo tiempo, aportar en el comercio local. 

El sistema funciona como una plataforma de crowdfunding, donde las comunidades se inscriben y definen sus necesidades. Posteriormente, los recursos son transferidos a comercios locales que los proveen, aprovechando así de reactivar la economía local. 

Por lo mismo, el festival se trabajó con el propósito de reflejar el espíritu de la plataforma Canasta Local, que busca potenciar el trabajo de las organizaciones comunitarias y apoyar el trabajo de los dirigentes en sus territorios. 

“En nuestro país siempre hay emergencias, y la gente siempre se organiza en torno a la solidaridad local, en los propios barrios, por eso nuestro trabajo es apoyarlos a ellos, no buscamos ser asistencialistas, sino reconocer que esa organización existe, siempre ha existido, y nosotros nos ponemos al servicio de ellos con esta plataforma”, afirma Marcela Robles, directora de operaciones de la Fundación Proyecto Propio, y una de las líderes de esta iniciativa.

Pero la atención no sólo estará en los artistas que se comprometieron con la causa, sino que se centrará en la cultura de barrio, de comunidad y su organización. “Este festival lo quisimos pensar desde un lugar diferente, no para el barrio, si no desde el barrio, con los dirigentes y vecinos como líderes del proceso”, dice Jorge Tapia, Director de Operaciones del Grupo Cultiva. 

Si quieres conocer más sobre Canasta Local puedes visitar su sitio web https://canastalocal.org/ donde estarán recibiendo donaciones a lo largo del año.

 

 

La esclavitud moderna está lejos de erradicarse

La trata de personas es una de las principales prácticas delictivas que atenta contra los derechos humanos. Y lo preocupante es que los números continúan en aumento debido a la inestabilidad política, los conflictos armados, las crisis migratorias y las malas condiciones económicas de muchos países.

Según las Estimaciones Globales de la Esclavitud Moderna de 2017, elaborado por la Organización Internacional del Trabajo y Walk Free Foundation, la trata es una realidad que ha afectado a más de 80 millones de personas en el mundo y que tiene como principales perjudicadas a las mujeres que representan al 72% de las víctimas. De ese total, 49% son adultas y 23% son niñas, de acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

El matrimonio forzado, la venta de niños y niñas, la servidumbre, la extracción de órganos y mayormente la explotación sexual y el trabajo forzado son las formas más comunes de la llamada esclavitud moderna. 

Un delito que también se ha visto agravado por la pandemia del COVID-19. Así lo ha evidenciado Naciones Unidas que presentó un informe donde señala que las restricciones de los viajes no están deteniendo el tráfico de migrantes y la trata de personas, sumado a que las víctimas no pueden regresar a sus países por los cierres de fronteras. Además, muchos países están enfrentando retrasos en los procedimientos legales y una reducción en el apoyo y la protección de las víctimas por parte de los servicios sociales.

Chile no escapa a esta realidad

En dos años las víctimas de trata de personas en Chile aumentaron en un 1.300%, pasando de 27 en 2017 a 376 víctimas identificadas en 2019, de acuerdo a la Brigada Investigadora de Trata de Personas de la PDI.

Siguiendo el patrón mundial, en Chile la mayoría de las personas afectadas por la trata de personas son extranjeros y mujeres y los ilícitos que más se han registrado son la explotación sexual y laboral. En cuanto a los detenidos por estos delitos, la cantidad pasó de 11 a 32 en dos años.

Debido a esta realidad que afecta a todos los países del mundo, es que la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas. Un día que busca generar conciencia sobre la situación de las víctimas, entregar recomendaciones para la acción política y judicial, y promover la identificación y protección de las víctimas y la investigación de los delitos.

En la siguiente Cápsula BP puedes conocer más de este tema junto a Carolina Rudnick, presidenta de la Fundación Libera.

Un 64% de las mujeres asegura haber sufrido algún tipo de acoso

Visibilizar el acoso y generar conciencia sobre esta conducta en la sociedad es lo que busca el Observatorio Contra el Acoso en Chile, OCAC, que esta semana dio a conocer los resultados de su encuesta “Radiografía del Acoso sexual en Chile”. 

El estudio caracteriza el acoso en cuatro ámbitos: callejero, laboral, educativo y ciberacoso, para entender en qué contextos esta práctica es más común y dónde hay que poner más foco. 

“Esto es el resultado final de una larga y profunda investigación respecto de los tipos de acoso sexual a los que día a día nos vemos enfrentadas, principalmente mujeres, niñas/os/es y disidencias, a partir de un sistema machista y patriarcal que no protege ni vela por nuestros derechos”, explican desde OCAC.

La encuesta señala que, independientemente del sexo de la víctima, en la mayoría de los casos el victimario es hombre: 77% en el contexto de la calle; 63% en el laboral; 70% en el plano educativo, y 58,6% en el espacio virtual, denominado ciberacoso.

Asimismo, uno de los hallazgos principales es que son las mujeres quienes más sufren de acoso sexual. En este sentido, un 64% de las encuestadas aseguró haber sufrido al menos un tipo de acoso en el transcurso de su vida, mientras que esta situación solo afecta a un 25,7% de los hombres.

El estudio también pone en evidencia lo naturalizada que está esta conducta en algunas personas, donde el acoso no se reconoce como un tipo de violencia. De hecho, 8 de cada 10 mujeres han sufrido ciberacoso sexual durante su vida, pero un 31,7% no lo identifican como violencia sexual, mientras que el 96,2% dice haber sufrido alguna situación de acoso sexual callejero, pero el 36,5% tampoco es capaz de categorizarlo como violencia. .

La muestra está compuesta por 1.263 casos a nivel nacional, por personas a partir de los dieciocho años. Un 51% de mujeres y 49% de hombres, donde del total 94% se declaran heterosexuales, mientras que un 6% bisexual, asexual, homosexual u otra.

Descarga la encuesta completa AQUÍ

Una alianza, mil acciones en tiempos de pandemia

Tiempos de crisis como la pandemia del COVID-19 requieren acciones en conjunto.

Más de 12 millones de personas en el mundo han sido diagnosticadas con COVID-19. Estamos viviendo una pandemia sin precedentes en el último siglo y que ha dejado en evidencia la fragilidad de un sistema que ya venía cuestionado desde el estallido social.

El impacto económico en todo el mundo derivará en la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial según el Fondo Monetario Internacional y las medidas económicas y sociales tomadas por las autoridades locales han sido insuficientes según la ciudadanía, que está enfrentado una crisis que ha dejado una tasa de desempleo del 11,2%, la más alta desde 2010 según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Ante este escenario, las siete organizaciones de nuestra alianza editorial Ciudad y Territorio en conjunto con la misma ciudadanía han levantado iniciativas para ir en ayuda de las personas que están presentando más urgencias.

Un ejemplo ha sido la plataforma impulsada por la Fundación Urbanismo Social y el Laboratorio de Innovación Social UC, Locales Conectados, que trabaja para la reactivación de la economía local. Según Pilar Goycoolea, Directora ejecutiva de Urbanismo Social, esto se logrará «inyectando recursos al barrio y dejando la capacidad instalada en el comercio local para que se transformen en un actor relevante en el desarrollo estratégico de cada uno de los barrios».

Tiempos de crisis también necesitan alianzas y así lo ha hecho la Fundación Huella Local con la Asociación Chilena de Municipalidades. “Este convenio permite institucionalizar a la sociedad civil como un actor estratégico para el Estado y nos posiciona como una organización de apoyo a los gobiernos locales”, dice Gonzalo Vial, Director ejecutivo de Huella Local.

La Fundación Junto Al Barrio y la agencia de comunicaciones MGC desarrollaron la campaña #EnElBarrioLaHacemos para fortalecer a las organizaciones vecinales en las regiones de Valparaíso, Coquimbo y Metropolitana, ya que según cuenta la Directora ejecutiva de Junto Al Barrio, Natalia Brauchy, «son los dirigentes quienes más pueden dar una visión integral de sus territorios y también canalizar las necesidades y la entrega de asistencia».

La crisis sanitaria también movilizó a TECHO-Chile que junto a varias organizaciones de la sociedad civil lanzaron la campaña Chile Comparte que busca ayudar a distintos grupos. «Cada peso va a llegar de manera efectiva y eficiente a esa población más vulnerable, que son justamente los campamentos, los asentamientos informales y los barrios segregados» dice Sebastián Bowen, Director Ejecutivo de TECHO-Chile y Fundación Vivienda.

La Fundación Superación de la Pobreza – Servicio País ha trabajado de la mano de los y las profesionales que se encuentran en terreno en distintas localidades del país. De acuerdo a María Paz Rengifo, coordinadora nacional de formación y voluntariado de la Fundación “este Plan de Emergencia se ha iniciado de manera muy espontánea y hemos generado diversas iniciativas que apoyamos como un vecino más”.

La iniciativa Canasta Local, un espacio que fomenta el comercio de los barrios, cautivó a la Fundación Mi Parque que le entregó su apoyo para trabajar en comunidad. Además, han potenciado la conexión digital con los territorios. «Hemos ocupado plataformas virtuales para poder trabajar en diseño participativo y conformar comunidades donde los vecinos empiezan a generar redes», explica Matías Honour, Director de proyectos de Mi Parque.

Sodimac también ha impulsado un sinfín de iniciativas. Ha brindado asesorías a pymes, entregado materiales a distintos hospitales y está apoyando a diversas campañas, entre ellas Chile Comparte liderada por TECHO-Chile y Fundación Vivienda. Además, por primera vez realizará la Gran Feria de Capacitación de manera 100% digital destinada a maestros y maestras de la construcción. Sobre estas acciones, Juan Carlos Corvalán, gerente de asuntos legales y sostenibilidad de Sodimac, destaca: “nuestra experiencia nos demuestra que todo se potencia si es que trabajamos con otras empresas, con la sociedad civil y otras organizaciones sociales que trabajan en los barrios, en las comunidades directamente y que conocen mucho mejor que nosotros incluso la realidad de las personas más vulnerables”. 

Te invitamos a ver la siguiente Cápsula BP para conocer más sobre las iniciativas que los integrantes de nuestra alianza Ciudad y Territorio han desarrollado durante la pandemia del COVID-19.

Sociedad en Acción lanza mapa 2020 de las organizaciones sociales

Este jueves 9 de julio, el proyecto Sociedad en Acción dio a conocer la publicación “Nuevo mapa de las organizaciones de la sociedad civil 2020”, para dar cuenta de cantidad y características esenciales que se deben conocer.

Este mapa que es una actualización del ya conocido en 2015,  se presentó en el contexto de un diálogo virtual que relevó la urgencia del trabajo articulado entre Gobierno, empresa y sociedad civil, así como la importancia de los aportes al país de este último sector, y la necesidad de recursos que permitan su desempeño sin que esto vaya en detrimento de su independencia. 

Así, ante un público de trescientas personas, se desarrolló este debate entre Nicolás Ibañez, Presidente de la Fundación Chile + Hoy, Ignacio Irarrázaval, director del Centro de Políticas Públicas UC, Rodrigo Jordan, Presidente Comunidad de Organizaciones Solidarias; Pilar Goycolea, Directora Fundación Urbanismo Social, y Mario Orellana, Director Escuelas de Líderes Sociales y Coordinador de la Fábrica de Ideas de Renca, junto a Paula Streeter, Coordinadora Sociedad en Acción, como moderadora de la actividad.

Breve radiografía

Dejamos a continuación algunas conclusiones del estudio:

  • Hay 319.819 OSC inscritas en Chile. Son un grupo de organizaciones jóvenes y en expansión. Del total registradas 213.064 se encuentran activas.
  • Hay 12,2 organizaciones de la sociedad civil por cada mil habitantes.
  • Las OSC se distribuyen en todo el territorio de manera desconcentrada, a diferencia de la población que un 40% se concentra en la región Metropolitana, en la que se encuentra solo el 25% de las OSC.
  • “Deporte y recreación”, “Vivienda, barrio y ciudad” son las dos categorías de actividades a las que más se dedican las OSC, con 25% y 24% respectivamente
  • Las organizaciones comunitarias y funcionales representan al 80% de las OSC del país, y en segundo lugar están las las Fundaciones y asociaciones con un 9,7%, duplicándose en los últimos cinco años.

Mira el informe completo AQUÍ

Construcción ética para la ciudad post-Covid 19

El viernes 19 se realizó el seminario virtual «Giros éticos: ciudad y sostenibilidad post- Covid1-9» organizado por la Universidad de Chile, para hablar de los desafíos éticos que tenemos como sociedad.

La pandemia de la covid- 19, nos obligó a que, como sociedad y, como humanidad, pusiéramos urgencia en repensar la forma en la que vivimos, en cómo dar los giros éticos necesarios para avanzar en la Agenda 2030. En ese sentido, la Universidad de Chile, abrió el espacio «Giros éticos: ciudad y sostenibilidad post- Covid1-9» para reflexionar al respecto.

Nuestro Director ejecutivo Nicolás Cruz, fue uno de los invitados, participando en el panel «Construcción ética para la ciudad post-Covid-19» junto a Mauricio Correa, Filósofo PUC, y Margarita Ducci, Directora Pacto Global Chile-NU. También estuvieron dialogando Paz Serra, Jefa División Desarrollo Urbano MINVU, Iván Poduje, arquitecto, socio de Atisba, consejero del CNDU y profesor en la Universidad Católica, Javier Hurtado, Gerente Estudios, Cámara Chilena de la Construcción, en la sección «Políticas para una ciudad sostenible.

“Son múltiples los giros éticos que como sociedad debemos hacer. El primero es entender que el sistema económico no va a dar respuesta a todos nuestros problemas y el segundo tiene que ver con aprender a callarnos, a escuchar, y a reconocer la dignidad de las personas” fueron parte de las reflexiones de nuestro director.

Si quieres ver el seminario completo, a continuación te lo dejamos.

#EnElBarrioLaHacemos: una iniciativa solidaria con los barrios afectados por la pandemia

Para aportar en medio de la crisis sanitaria, la Fundación Junto al Barrio y la agencia de comunicaciones MGC lanzaron la campaña #EnELBarrioLaHacemos con el objetivo de fortalecer a las organizaciones vecinales.

La iniciativa está desplegada en los cuarenta barrios donde la fundación desarrolla su misión, ubicados en las regiones de Valparaíso, Coquimbo y Metropolitana, y la idea es apoyar mediante la canalización de recursos, a las organizaciones comunitarias. «Nosotros buscamos apoyar la autonomía y el desarrollo de acciones que ya estaban concurriendo antes, incluso, de nuestra presencia», enfatiza la Directora ejecutiva de Junto al Barrio, Natalia Brauchy.

En este sentido, los recursos son entregados a través de las Tarjetas Sodexo, y los mismos dirigentes tendrán la responsabilidad de administrarlos en función de las necesidades de cada barrio. «Son los dirigentes quienes más pueden entregar una visión integral de sus territorios», explica Brauchy

Los datos para aportar a esta campaña son:
Fundación Junto al Barrio
RUT 70.826.500-4
Cuenta Nº 902 5000
Banco Chile
Correo: [email protected]
Asunto: En el barrio la hacemos

Conoce más de esta iniciativa en el siguiente video