¿Cómo sería una ciudad diseñada por y para las mujeres?

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

En las ciudades modernas, la movilidad de las personas resulta ser heterogénea y desigual. No es lo mismo desplazarse a horario punta en auto, bicicleta o transporte público. 

También hay factores como la edad, el nivel socioeconómico, o el género, que determinan nuestra experiencia de movilidad. Si observamos desde una perspectiva de género, es posible ver que no solo es una práctica social, sino que también podemos evidenciar la reproducción de relaciones de poder.

La movilidad permite el acceso a espacios y servicios de la ciudad, los cuales están distribuidos de forma diferenciada en gran medida por la división de lo productivo, asociado al rol de los hombres en la ciudad; y lo reproductivo, marginado a los espacios privados, a la casa, a las mujeres.

Desde la experiencia de Urbanismo Social en los territorios, se cree  necesario generar espacios de participación con las mujeres, donde se pongan en valor las experiencias cotidianas de los desplazamientos por la ciudad. Temas que son esenciales para conocer y entender en profundidad la diversidad de desplazamientos por el barrio y la ciudad.

Los cambios en la planificación urbana solo son posibles comprendiendo las experiencias cotidianas de todas las personas, y en este caso, considerando la urgente inclusión, de las mujeres. Solo así podemos aportar a la construcción de una ciudad más democrática, equitativa y segura

 

¿Cómo sería una ciudad construida por y para las mujeres? Revisa nuestra nueva columna de opinión de la Alianza Ciudad y Territorio.

Scroll to top

Contáctanos

Envíanos tus consultas o comentarios

Estamos en:

Victorino Lastarria 90
Santiago de Chile

Suscríbete y recibe nuestro Newsletter