Jaime Figueroa: el señor de los Cosoc

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

 Después de una ajetreada jornada entre los Cosoc de Las Condes, Ministerios de Justica y de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, el administrador público, Jaime Figueroa reflexiona sobre los mecanismos de participación ciudadana chilena. Es que el hombre que integra seis Cosoc, además de participar como Vicepresidente de la Asociación de Consejeros Comunales Metropolitana y ser el Director del Consejo de Sociedad Civil de los Organismos de la Administración Central del Estado, sabe muy bien las fortalezas y sobre todo las debilidades que presentan los Cosoc a lo largo de todo Chile, como la falta de financiamiento y la poca respuesta de las autoridades a sus demandas.

¿Qué cambios urgentes se deben hacer a la Ley de Participación Ciudadana (20.500) para mejorar los Cosoc?

La ley ya es buena en el sentido de que garantiza muchas cosas que antes no se permitían. Si se utiliza bien y se aprovechan todas las instancias, se puede asegurar la participación ciudadana en toda la gestión pública. El primer paso es que se implemente en su totalidad. Pero mi opinión no es determinante para que sí cambien cosas a la ley, como sancionar a alcaldes y otras autoridades que no respondan los requerimientos de los Cosoc.

Otro tema que se debería cambiar, son las restricciones al financiamiento de estas organizaciones. En el Cosoc del Ministerio de Obras Públicas (MOP), donde participo, hay inscritas personas de Arica a Magallanes que no pueden viajar a Santiago para asistir a las reuniones porque no hay recursos. En este caso conversamos con ellos vía teleconferencia, aunque no es lo mismo que discutir los temas en persona.

¿Deben ser los Cosoc realmente vinculantes?

Los Cosoc no pueden ser plenamente vinculantes (que sus propuestas sean realizadas), porque no son autoridades y no pueden estar pauteando al ministro de cómo hacer las cosas. A parte, los Cosoc no son un organismo técnico, son personas que representan a los ciudadanos. Lo que sí tienen que ser es incidir, lo que se traduce en que si el Cosoc hace una propuesta o consulta, debe recibir una respuesta de la autoridad con las razones de su decisión.

¿Y en qué áreas los Cosoc pueden ser vinculantes?

En áreas que los afecten directamente, como en las consultas ciudadanas, presupuesto municipal, plan de inversiones o modificación al plan regulador.

Las municipales son más cercanas a la gente, ¿pero en el caso de instituciones más grandes como un ministerio? 

Va a depender de cada institución pública y es mucho más difícil identificarlas, porque hay elementos técnicos. En el caso del MOP, debiese ser  obligatorio que se consulte a las comunidades que les afectará la construcción de una carretera o puente. El otro día estábamos analizando la modificación a la autopista La Pólvora y nos dimos cuenta que el nuevo trazado es casi igual que al que ya estaba. Entonces ahí nosotros pedimos explicación sobre por qué se están gastando recursos en una carretera que ya existe. Ahí podemos ejercer un poder incidente para que nos den respuesta, pero si la nueva construcción es por problemas técnicos de la actual autopista, no podemos oponernos.

Hay opiniones que apuntan a que los alcaldes no deberían presidir los Cosoc.

Es que depende del alcalde. En el caso de Las Condes, Joaquín Lavín va a escucharnos unas 4 veces al año, y cualquier decisión que tomemos se la informamos por medio de un oficio. Hay otros alcaldes que se creen amos y señores del municipio y no dejan que los Cosoc cumplan su función. En mi opinión, los ediles tienen mucho poder y pueden hacer lo que quieren, debería repartirse ese poder entre el Concejo Municipal y los Cosoc, siendo organismos complementarios, ya que hay concejales que nos ven como competencia.

¿En qué sentido los ven como competencia?

Es que hay concejales que no incorporan a la comunidad en sus decisiones y generalmente son elegidos por los partidos políticos, no por la gente. Los Cosoc son representantes de la ciudadanía y velan por sus intereses. Generalmente los concejales fiscalizan al alcalde, pero ellos no son fiscalizados y en eso los Cosoc tienen un rol fundamental en la rendición de cuentas de toda autoridad política.

Un ejemplo claro de esto, es la piscina que se quería construir en el Parque Padre Hurtado. El alcalde de Las Condes, si hubiese querido la habría construido con el apoyo del Concejo Comunal, pero decidió preguntarle a las personas y vimos que ellos tenían una posición totalmente distinta a las de las autoridades.

¿Falta voluntad política para fortalecer la participación ciudadana?

Ceder poder es lo más difícil que hay y nadie lo hace de forma gratuita. El poder es la vestimenta del ego de las personas y por eso es casi imposible que las autoridades cambien algo por iniciativa propia. La voluntad política se logra cuando hay crisis y hoy Chile vive una crisis de confianza en sus instituciones públicas. Por eso es tan importante que universidades, gremios, colegios profesionales y fundaciones sean incidentes en la sociedad y así fortalecer la democracia. El poder está débil, así que es el momento de que la sociedad civil se tome los espacios para que sean escuchados.

Archivado en:
Scroll to top

Contáctanos

Envíanos tus consultas o comentarios

Estamos en:

Victorino Lastarria 90
Santiago de Chile

Suscríbete y recibe nuestro Newsletter