Programa Senda Previene: Ciudadanos Organizados contra la Droga

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Eva Veloso, jefa del Área de Desarrollo Territorial de Senda, dirige un programa preventivo que está desplegado por prácticamente todo el país, pero su diseño responde a las particularidades de cada territorio.

Con un equipo central de tres personas, radicado en Santiago, pero con más de 1200 funcionarios desplegados en 15 regiones del país, el programa Senda Previene –del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda)– se implementa gracias al trabajo articulado entre la institución, las municipalidades y la comunidad.

Este programa, liderado por la geógrafa con especialización en Desarrollo Local, Eva Veloso, existe desde 1998 pero en 2016 dio un giro programático para centrarse en las comunidades, diseñándose desde los equipos que llevan años en los distintos territorios.

Actualmente Senda Previene está presente en 228 comunas (de 346) del territorio nacional, levantando información directamente desde los ciudadanos participativos, generando lazos de confianza para finalmente detectar los factores de riesgo de una comunidad frente al posible consumo de drogas y alcohol.

Este proyecto, además, tiene como norte fomentar la creación de redes de apoyo para generar vínculos entre las organizaciones sociales y la comunidad, trabajando en conjunto con la subsecretaría de Prevención del Delito, los consejos comunales, el programa “Quiero mi Barrio” (Minvu), el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (Fosis) y organizaciones no gubernamentales, entre otras. 

Hasta el 29 de julio se puede participar de la “Consulta Ciuadana sobre Consumo de Drogas en Niños, Niñas y Adolescentes 2018”, en el sitio web de Senda, que tiene como objetivo construir el Nuevo Plan Nacional de Drogas y Alcohol.

En esta entrevista, Veloso, jefa del Área de Desarrollo Territorial, nos cuenta la importancia de la participación ciudadana y el trabajo local para crear entornos y redes de apoyo sólidos que disminuyan la posibilidad de que sus integrantes se pierdan en la droga.

 

¿De qué se trata el programa Senda Previene?

Nuestro trabajo está orientado a generar condiciones ambientales y estructurales que reduzcan los factores de riesgo de consumo de alcohol y drogas: frenar las posibilidades de acceso al consumo y mejorar la calidad de vida y las interrelaciones entre las personas. Nuestros equipos hacen un análisis y diagnóstico comunal para generar una focalización específica del territorio. En base a esos resultados, la comunidad puede trabajar con el equipo municipal y los nuestros. Esto permite que las autoridades comunales puedan tomar decisiones informadas y estratégicas con la focalización de un trabajo más de barrio. Esto incluye una orientación a los padres y adultos responsables de los niños, para que todo lo conversado sea bajado a las escuelas y todos los espacios de la comunidad.

¿Cómo identifican las comunas en en las que tienen que entrar?

Los equipos de Previene se instalaron inicialmente en el año 98, con dispositivos muy acotados de nivel regional y con alcance comunal solo en algunos barrios. Posterior a eso, cuando Senda para a ser un Servicio, se va instalando en los municipios como una política pública que pretendemos hacerla de alcance nacional, que sea un equipo en cada comuna. Actualmente estamos en 228 comunas de 346, con oficinas en las 15 regiones y con equipos de 15 personas y en otros lugares de hasta 20. Primero se instaló en capitales regionales, provinciales, y va con una progresión que nos ha permitido llegar a abordar a casi el 92% de la población nacional.

¿La idea es partir desde las capitales regionales para que los procesos bajen hasta las provincias y comunas?

Sí, nuestra lógica de trabajo es descentralizar los procesos. Nosotros entregamos herramientas a los niveles regionales y comunales para que ellos construyan a su vez las líneas de trabajo que para ellos son más atingentes a su realidad. Necesitamos que las localidades y las comunidades nos digan que van necesitando. La idea es salirnos de la lógica vertical del “Santiago dice” lo que se tiene que hacer en Punta Arenas o Putre.

¿Cómo se hacen los levantamientos de contenidos?

Primero entregamos información estadística estandarizada a todos los equipos de las comunas, ayudados por otros servicios que que nos facilitan datos sociodemográfico.  Luego entregamos herramientas y metodología para relacionarse con sus comunidades y sacar la información y hacer los análisis que permitan darle un sustento real al material estadístico, tras eso ellos generan un plan de acción.

¿Qué tipo de información es la que se levanta?

Vemos espacios de ocio, pensando en cómo mejoramos o incidimos en la conformación de una sociedad con más redes y un mejor entorno. La forma de levantamiento depende del tiempo que lleves en la comuna, no puedes hacer un focus group con un equipo comunal que se instaló en enero, tienes que hacer entrevistas en profundidad. Así se hace una identificación de actores. Hay otros equipos que llevan 20 años instalados, y hacen convocatorias de focus group y asisten 100 personas.

¿Y qué cosas se preguntan o hablan?

La mayoría de la información que se levanta en territorio es cualitativa, tiene que ver con percepciones de la comunidad frente al riesgo de consumo en su sitio eriazo, por ejemplo. Eso permite articular una respuesta intersectorial. Entonces, cuando se para el equipo de Senda Previene frente al Consejo Comunal, les explican las percepciones de riesgo que tiene esa comunidad, por lo tanto ahí se asocian las personas del Consejo encargadas de, por ejemplo, seguridad pública con otros, y se coordinan las respuestas institucionales del Estado.

¿Qué tipo de actividades realizan?

Se realizan cosas tan variopintas como las corridas familiares, hasta focus group o talleres orientados para entregar herramientas de parentalidad. Es muy amplio, desde las ferias en que se entregan volantes y se explican las líneas de apoyo, hasta series de charlas donde se explican qué sería bueno que los padres hicieran con sus hijos o cómo acercarse a los adolescentes, de eso se trata el trabajo con adultos significativos porque las acciones  de los adultos tienen repercusión en el contexto inmediato de los jóvenes y sus experiencia vivencial.

¿El trabajo con los adultos es muy importante para tener efectos en los menores de edad?

Sí, actualmente estamos desarrollando un programa de parentalidad positiva, que está orientado a los adultos significativos. No necesariamente a los padres, sino que a los adultos que en la comunidad tienen un rol, como los profesores o la tia del quiosco. Esto esperamos implementarlo en los próximos dos años.

¿Qué cosas han sido difíciles de trabajar en comunidades?

Hay cosas que no se pueden trabajar en dos lugares distintos. Una cosa se puede hacer en una comunidad, pero no necesariamente en otra. Por ejemplo, uno no puede trabajar generando confianza en temas de droga y ser parte de operativos policiales, porque después cuando uno los llame a un focus group, no van a ir.

Cada vez más vemos más interés y participación en temas que atañen a la ciudadanía, y justamente este programa hace un trabajo muy puntual con los ciudadanos. ¿Por qué Senda decide implementar una forma de trabajo con las comunidades?

Como institución tenemos la  convicción de que esa es la forma en la cual podemos  incidir de mejor manera en el consumo de alcohol y drogas de niños, niñas, adolescentes y el público adulto. Cuando orientamos el trabajo de los equipos comunales hacia las comunidades tiene que ver que nosotros como división de Desarrollo Territorial y como Servicio, estamos tratando de transitar hacia una descentralización del diseño de los programas. Nos parece que es importante relevar el papel de las comunidades en cómo  articulan ciertas cosas, porque si bien trabajamos con modelos que tienen que ver con experiencias y evidencias científica, esa evidencia da resultados que pueden ser modulados para implementar en territorios distintos. Lo que se hace en Putre no necesariamente va a servir en Punta Arenas.

¿Cómo miden el éxito de un programa de Senda Previene en una comunidad?

Estos programas se instalan a través de transferencias de recursos a los municipios. Son ellos los que deciden dónde pone al equipo comunal dentro de su estructura. Entonces, la forma de medirlo es bien difícil y no lo hemos instaurado como algo sistemático. Por eso ahora estamos enfocados, como división, en generar herramientas como los diagnósticos, que nos permitan obtener indicadores numéricos de cumplimientos de objetivos. En cuatro años más, cuando este proceso ya esté instalado, podremos medir cuánto del plan de acción efectivamente se van cumpliendo.

¿Qué plazos se autoimponen para evaluar resultados?

En una gran escala de muchos factores, el mejoramiento de las condiciones, tanto de la asociatividad en los territorios y la corresponsabilidad de los adultos de esos territorios para con los niños. Pero es a largo plazo. Es muy importante de entender que estamos hablando de procesos de 20 años, son procesos e intervenciones sociales que están comprobados, pero de tiempos muy largos.

Scroll to top

Contáctanos

Envíanos tus consultas o comentarios

Estamos en:

Victorino Lastarria 90
Santiago de Chile

Suscríbete y recibe nuestro Newsletter