All posts in Pandemia

Conectando, activando y visibilizando comunidades

Desde que comenzó el trabajo en terreno en 1995, Servicio País ha estado en el 83% de las comunas de Chile trabajando para transformar una sociedad desigual y con brechas territoriales. 

El 70% de los profesionales de Servicio País sigue trabajando en temáticas sociales luego de su paso por el programa, y el 46% decidió quedarse en la región donde fue destinado.

Un compromiso social que no ha cambiado a pesar de la pandemia del COVID-19 que está afectando a todo el país.

En la siguiente Cápsula BP puedes conocer a través de sus voces los proyectos que los profesionales de Servicio País han desarrollado con sus comunidades en tiempos de pandemia.

 

Estudiantes podrían perder hasta un 88% de su aprendizaje si continúan las clases de manera remota

Para nadie es un misterio que las clases en línea han sido todo un desafío para profesores y estudiantes, pero en el contexto actual, parece ser la única forma de continuar con el proceso educativo de los niños, niñas y jóvenes del país. 

Según el estudio “Impacto del Covid-19 en los resultados de aprendizaje y escolaridad en Chile”, realizado en conjunto por el Banco Mundial y el Ministerio de Educación, el efecto de la pandemia en el aprendizaje de los estudiantes chilenos alcanzaría cifras alarmantes, proyectando que, en promedio, los estudiantes del país podrían perder hasta un 88% de los aprendizajes de un año. 

Pero estas cifras no son el único problema que enfrenta la educación chilena. La deserción escolar también ha aumentado de manera preocupante y el Mineduc estima que cerca de 81 mil escolares podrían salir del sistema producto de la pandemia del covid-19. 

Te invitamos a conocer más sobre este estudio y las consecuencias de la pandemia en la educación en la siguiente cápsula BP.

El almacén de barrio a un click de distancia

La pandemia ha dejado graves consecuencias económicas y ha obligado a cerrar cientos de negocios, sin embargo, hay una plataforma digital, social y colaborativa que llegó para conectar a los locales de barrio con sus vecinos.

Si en Cornershop compramos en supermercados, en Localshop lo hacemos en el almacén de nuestro barrio. 

Su uso es simple y accesible para todos. Se puede comprar a través de la página web o mediante un mensaje por WhatsApp, lo que facilita el acceso, por lo que la iniciativa también ayuda a acortar la brecha tecnológica.

“Los invito a todos a que ingresen a Localshop.cl y unirse como shoppers de barrio, incorporarse con sus negocios y a los vecinos, si compran por internet, háganlo en su barrio mediante la página web o al WhatsApp +56953689258. Además, si usan el código BASEPUBLICA el primer despacho es totalmente gratis”.

Te invitamos a conocer más sobre Localshop en la siguiente Cápsula BP.

 

Acortando las brechas digitales

Rosa Basoalto tiene 65 años, es presidenta de un club de adultos mayores en Romeral en la región del Maule, y en medio de la pandemia demostró que nunca es tarde para aprender nuevas habilidades. 

En Chile se estima que hay más de 2 millones 600 mil adultos mayores. De ellos, casi el 50% afirma no haber usado nunca internet según la Novena Encuesta de Acceso y Uso de Internet de la Subtel. Una tendencia que Rosa Basoalto rompió gracias a la Ruta de Empoderamiento Digital de la Fundación Prodemu, que pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República.

Pero no solo eso, ya que también quiso compartir sus conocimientos con sus vecinos de la tercera edad. 

Te invitamos a conocer más sobre esta historia en la siguiente Cápsula BP.

 

 

Aumento del desempleo y disminución de ingresos: las grandes preocupaciones de los municipios

Hoy hay cerca de un 1 millón de chilenos desocupados. La pandemia ha desatado una importante crisis económica a nivel mundial y Chile no ha estado inmune. Según las últimas cifras del INE, la tasa de desocupación en el trimestre móvil marzo-mayo alcanzó un 11,2%, equivalente a 940.360 personas. 

Para paliar esta crisis, el gobierno anunció un plan de reactivación económica que contempla cerca de 12 mil millones de dólares. Fue en este contexto que la fundación Huella Local en conjunto con la Asociación Nacional de Municipalidades (AChM) hicieron el levantamiento de información más grande que se ha hecho a nivel de gobiernos locales.

271 municipios participaron en esta inédita encuesta cuyos resultados permitirán focalizar las políticas y las inversiones que deben hacerse para la recuperación. Las principales preocupaciones fueron: desempleo (97%), disminución de ingresos al municipio (72%), endeudamiento de la población (62%), aumento de la demanda por subsidios (55%) y la dificultad del pago de servicios básicos (54%).

Respecto a las prioridades de infraestructura, un 58% mencionó el déficit de agua potable, un 47% la conectividad vial y, por último, un 34,2% nombró la carencia o mal estado de la infraestructura de salud. 

Huella Local junto a la AChM presentarán esta información al gobierno y al parlamento, de manera que sirva como insumo de la discusión económica del país. Al mismo tiempo, esta iniciativa busca demostrar que trabajar con los gobiernos locales puede ser una gran oportunidad para avanzar en una reactivación descentralizada, pro empleo y donde los municipios sean protagonistas. 

 

Te invitamos a conocer más sobre este levantamiento y sus resultados en la siguiente cápsula BP.

Cómo se creó Canasta Fest, el festival de la pandemia para apoyar a 350 ollas comunes de todo Chile

El primero en dar el vamos fue el humorista Stefan Kramer. De ahí en más, se fueron sumando otros artistas entre ellos Francisca Valenzuela, Nicole, Javiera Contador, Moral Distraída, Mamma Soul, Juana Fé. 

Entre todos serán los encargados de dar vida a Canasta Fest, un inédito festival realizado en forma online que será transmitido este domingo a partir de las 18:00 horas a través de la plataforma online de CHV,  Facebook Live y YouTube.

La iniciativa de organizar un festival online que permitiera reunir fondos para 350 ollas comunes, en 11 regiones del país, partió de la mano del Grupo Cultiva, la Fundación Proyecto Propio, Fundación Avina y el movimiento IT’S NOW!, quienes a pocos días de iniciada la pandemia se reunieron en torno a Canasta Local, para facilitar las donaciones a líderes sociales que organizan ollas comunes y, al mismo tiempo, aportar en el comercio local. 

El sistema funciona como una plataforma de crowdfunding, donde las comunidades se inscriben y definen sus necesidades. Posteriormente, los recursos son transferidos a comercios locales que los proveen, aprovechando así de reactivar la economía local. 

Por lo mismo, el festival se trabajó con el propósito de reflejar el espíritu de la plataforma Canasta Local, que busca potenciar el trabajo de las organizaciones comunitarias y apoyar el trabajo de los dirigentes en sus territorios. 

“En nuestro país siempre hay emergencias, y la gente siempre se organiza en torno a la solidaridad local, en los propios barrios, por eso nuestro trabajo es apoyarlos a ellos, no buscamos ser asistencialistas, sino reconocer que esa organización existe, siempre ha existido, y nosotros nos ponemos al servicio de ellos con esta plataforma”, afirma Marcela Robles, directora de operaciones de la Fundación Proyecto Propio, y una de las líderes de esta iniciativa.

Pero la atención no sólo estará en los artistas que se comprometieron con la causa, sino que se centrará en la cultura de barrio, de comunidad y su organización. “Este festival lo quisimos pensar desde un lugar diferente, no para el barrio, si no desde el barrio, con los dirigentes y vecinos como líderes del proceso”, dice Jorge Tapia, Director de Operaciones del Grupo Cultiva. 

Si quieres conocer más sobre Canasta Local puedes visitar su sitio web https://canastalocal.org/ donde estarán recibiendo donaciones a lo largo del año.

 

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible y pandemia: tan lejos, tan cerca

En 2015 Naciones Unidas estableció un conjunto de desafíos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Estableció 17 objetivos, cada uno con metas específicas que deben alcanzarse, lo que se denominó la Agenda 2030.

La pandemia está poniendo en jaque esta cruzada.

Rodrigo Herrera, jefe Área de Reducción de Pobreza y Desarrollo Inclusivo PNUD explica que en general en el mundo ha costado que las empresas o la gente entienda la lógica de trabajo que implica implementar la agenda 2030. Y a eso se suman los efectos que la crisis del COVID tendrá a nivel social, económico y medioambiental.

“Por primera vez desde el año 90, desde que se tienen mediciones, el Indice de Desarrollo Humano en el mundo va a retroceder y Chile no va a escapar de esa realidad”.

-¿Cuáles son los ODS más amenazados por la pandemia?

El que se va a ver más golpeado es el que tiene que ver con el fin de la pobreza en todas sus formas. Y eso está vinculado al ODS del trabajo, al ODS 8. También, en algunos países de manera más dramática o en algunos subgrupos de países está impactando el ODS 2 que tiene que ver con el hambre cero. Y otro de los grupos que ya se está viendo muy perjudicado son las mujeres. No está claro si las mujeres se van a poder reinsertar de manera fácil al mercado laboral cuando la economía despegue.

-¿Cuán avanzado está Chile en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030?

Lo que nosotros vimos el 18 de octubre y vemos ahora, es que quedan al descubierto una serie de desigualdades que estaban medio ocultas. En Chile un tercio de las personas trabaja de manera informal, el 26% solamente tiene la posibilidad de hacer teletrabajo. Nuestro modelo de desarrollo no permitió que se consolidara una sociedad de clase media que habría permitido resistir de mejor manera los embates de la pandemia.

-¿Cómo podemos dar vuelta esta tendencia y avanzar de manera más decidida hacia la agenda 2030?

Se tiene que generar una reflexión sobre los desafíos que el país tiene de aquí al 2030 para avanzar a un desarrollo sostenible. Hay un llamado bien grande a acelerar, a hacer nuevas alianzas y es un llamado súper fuerte al sector privado para que vaya tomando mayor presencia en la implementación de la agenda y que podamos llegar al 2030 a un estado lo más cercano a un estado deseado de desarrollo.

 

¿Un año perdido o una oportunidad para la Educación Técnico Profesional?

Cerca de 71 mil jóvenes egresarán este año de educación media técnico profesional (EMTP), con un 47% de matrícula femenina. La suspensión de clases presenciales les afecta especialmente ya que más de la mitad de su formación corresponde a actividades prácticas que se realizan en talleres, bajo la modalidad de aprender haciendo. En una consulta realizada por Grupo Educativo a profesores de establecimientos TP, un 37% señaló que el principal riesgo que enfrentan sus establecimientos actualmente es el atraso en asignaturas con componente práctico.

La formación técnica es una opción relevante en términos laborales y para seguir estudios superiores, por lo que resulta urgente implementar innovaciones que permitan darle continuidad a las trayectorias formativas en esta modalidad de estudios. La obtención del título de técnico de nivel medio será un recurso valioso para jóvenes que enfrentarán un mercado laboral especialmente complejo.

El Ministerio de Educación autorizó recientemente ajustes que sin duda son un avance importante para flexibilizar y diversificar las opciones de formación práctica. La reducción de horas requeridas para la práctica laboral y el reconocimiento de las horas de formación en las empresas como parte de la práctica facilitan el proceso formativo este año. Asimismo, la nueva opción de realizar la formación práctica a través de sistemas en línea genera múltiples oportunidades. Será posible realizar prácticas a través de simuladores, romper restricciones geográficas y poder acceder a certificación de competencias.

Sin embargo, estas nuevas opciones no funcionarán por sí solas. Es indispensable que el sector productivo y las instituciones de educación superior puedan establecer relaciones colaborativas ágiles y con escala suficiente para poder brindar oportunidades efectivas a cada estudiante de educación media técnico profesional. El apoyo a las trayectorias formativas debe velar por la equidad de género, en tanto la mayor parte de las mujeres sigue especialidades en áreas de servicios donde es más complejo poder realizar trabajos prácticos a distancia.

La Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción puso a disposición de liceos TP a nivel nacional un nuevo soporte donde se pueden realizar de manera gratuita más de 100 cursos de capacitación en línea relacionados con la prevención de riesgos. Las Redes Futuro Técnico que convocan a liceos de las regiones de Antofagasta, Maule y Metropolitana han accedido rápidamente a estos programas y actualmente más de 300 estudiantes se están formando en seguridad a distancia, donde más 45 son mujeres.

Es urgente que iniciativas como esta se repliquen rápidamente para que las y los jóvenes logren desarrollar las competencias necesarias a través de mecanismos virtuales, completar su formación de técnicos de nivel medio y estar preparados para acceder al mundo del trabajo y/o seguir estudios superiores el próximo año.

Claudia Peirano, Grupo Educativo

Una alianza, mil acciones en tiempos de pandemia

Tiempos de crisis como la pandemia del COVID-19 requieren acciones en conjunto.

Más de 12 millones de personas en el mundo han sido diagnosticadas con COVID-19. Estamos viviendo una pandemia sin precedentes en el último siglo y que ha dejado en evidencia la fragilidad de un sistema que ya venía cuestionado desde el estallido social.

El impacto económico en todo el mundo derivará en la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial según el Fondo Monetario Internacional y las medidas económicas y sociales tomadas por las autoridades locales han sido insuficientes según la ciudadanía, que está enfrentado una crisis que ha dejado una tasa de desempleo del 11,2%, la más alta desde 2010 según el Instituto Nacional de Estadísticas.

Ante este escenario, las siete organizaciones de nuestra alianza editorial Ciudad y Territorio en conjunto con la misma ciudadanía han levantado iniciativas para ir en ayuda de las personas que están presentando más urgencias.

Un ejemplo ha sido la plataforma impulsada por la Fundación Urbanismo Social y el Laboratorio de Innovación Social UC, Locales Conectados, que trabaja para la reactivación de la economía local. Según Pilar Goycoolea, Directora ejecutiva de Urbanismo Social, esto se logrará «inyectando recursos al barrio y dejando la capacidad instalada en el comercio local para que se transformen en un actor relevante en el desarrollo estratégico de cada uno de los barrios».

Tiempos de crisis también necesitan alianzas y así lo ha hecho la Fundación Huella Local con la Asociación Chilena de Municipalidades. “Este convenio permite institucionalizar a la sociedad civil como un actor estratégico para el Estado y nos posiciona como una organización de apoyo a los gobiernos locales”, dice Gonzalo Vial, Director ejecutivo de Huella Local.

La Fundación Junto Al Barrio y la agencia de comunicaciones MGC desarrollaron la campaña #EnElBarrioLaHacemos para fortalecer a las organizaciones vecinales en las regiones de Valparaíso, Coquimbo y Metropolitana, ya que según cuenta la Directora ejecutiva de Junto Al Barrio, Natalia Brauchy, «son los dirigentes quienes más pueden dar una visión integral de sus territorios y también canalizar las necesidades y la entrega de asistencia».

La crisis sanitaria también movilizó a TECHO-Chile que junto a varias organizaciones de la sociedad civil lanzaron la campaña Chile Comparte que busca ayudar a distintos grupos. «Cada peso va a llegar de manera efectiva y eficiente a esa población más vulnerable, que son justamente los campamentos, los asentamientos informales y los barrios segregados» dice Sebastián Bowen, Director Ejecutivo de TECHO-Chile y Fundación Vivienda.

La Fundación Superación de la Pobreza – Servicio País ha trabajado de la mano de los y las profesionales que se encuentran en terreno en distintas localidades del país. De acuerdo a María Paz Rengifo, coordinadora nacional de formación y voluntariado de la Fundación “este Plan de Emergencia se ha iniciado de manera muy espontánea y hemos generado diversas iniciativas que apoyamos como un vecino más”.

La iniciativa Canasta Local, un espacio que fomenta el comercio de los barrios, cautivó a la Fundación Mi Parque que le entregó su apoyo para trabajar en comunidad. Además, han potenciado la conexión digital con los territorios. «Hemos ocupado plataformas virtuales para poder trabajar en diseño participativo y conformar comunidades donde los vecinos empiezan a generar redes», explica Matías Honour, Director de proyectos de Mi Parque.

Sodimac también ha impulsado un sinfín de iniciativas. Ha brindado asesorías a pymes, entregado materiales a distintos hospitales y está apoyando a diversas campañas, entre ellas Chile Comparte liderada por TECHO-Chile y Fundación Vivienda. Además, por primera vez realizará la Gran Feria de Capacitación de manera 100% digital destinada a maestros y maestras de la construcción. Sobre estas acciones, Juan Carlos Corvalán, gerente de asuntos legales y sostenibilidad de Sodimac, destaca: “nuestra experiencia nos demuestra que todo se potencia si es que trabajamos con otras empresas, con la sociedad civil y otras organizaciones sociales que trabajan en los barrios, en las comunidades directamente y que conocen mucho mejor que nosotros incluso la realidad de las personas más vulnerables”. 

Te invitamos a ver la siguiente Cápsula BP para conocer más sobre las iniciativas que los integrantes de nuestra alianza Ciudad y Territorio han desarrollado durante la pandemia del COVID-19.

Alternativas para la salud de niños y niñas en cuarentena

El distanciamiento social también tiene consecuencias en la salud mental y física de niños, niñas y adolescentes. El proyecto Juego y Aprendo en Casa busca abrir espacios de relacionamiento, juego y aprendizaje para la infancia en cuarentena.

La pandemia de la Covid 19 tiene a muchas ciudades en cuarentena y con los colegios, parques y clubes cerrados.  Esto trae consecuencias más amplias que la afectación a la economía y el empleo, y que no han sido debidamente analizadas. El discurso oficial se ha centrado en factores económicos y de recursos médicos, pero no en el resguardo de los derechos, salud mental, física y social de las personas. 

A ojos de la autoridad, los derechos de la infancia quedan en manos de esfuerzos individuales, de cada una de las familias o tutores y de los profesores de centros educativos, desconociendo la responsabilidad del Estado en el desarrollo pleno de las necesidades y el interés superior de los niños y niñas.

Los esfuerzos debiesen apuntar a un Estado presente en las temáticas relacionadas con los otros derechos de la niñez que no se reduzcan solo a la educación, sino que se amplíen los esfuerzos a levantar una política de cuidado como tarea colectiva o comunitaria. El cierre de los jardines infantiles, salas cunas, internados y colegios no ha apuntado al reconocimiento de lo colectivo, sino que ha profundizado el modelo individualista que ha imperado las últimas décadas en el país. 

Proyecto Juego y Aprendo en Casa

Con el objetivo de velar por la salud de niñas y niños, la Fundación Barrabases viene desde el mes de marzo trabajado con otras organizaciones e instituciones educativas que han cesado sus labores, para crear espacios seguros y cercanos que entreguen herramientas, potencien habilidades y devuelvan una rutina educativa y de contención a niños y niñas de escasos recursos. 

Durante los meses de marzo, abril y mayo se pilotearon clases de programación creativa de manera remota con 7 niños y niñas de las comunas de Cerro Navia, Quinta Normal y Pudahuel, pero en el transcurso del pilotaje se apreciaron otras necesidades debido a la falta de espacios de contención emocional y recreación. De este modo, durante el mes de junio se comienza a implementar el programa Juego y Aprendo en Casa (JAC) que les entrega a 21 niños y niñas durante tres veces a la semana un espacio de conversación, escucha y educación a través del deporte y la programación creativa. 

Los niños y las niñas son de diversas comunas tales como Maipú, Cerro Navia, Quinta Normal, Pudahuel y San Fernando y de distintas edades que van desde los 6 a los 11 años, creando no sólo un espacio de entrega de contenidos académicos, sino que cariño, y escucha, generando entre ellos y ellas una red de compañeros/as con quienes puedan jugar y entretenerse de manera remota. Lo anterior se acompaña de una relación directa desde el equipo de psicólogos/as en cada sesión con los niños y niñas y, además con sus tutores o madres/padres. 

*El contenido de esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de quien la escribe y no representa necesariamente la postura de la Fundación Base Pública.