All posts in urbanismo social

“La violencia de género también se encuentra en lo sociourbano”

En esta entrevista, Yillian Muñoz, Coordinadora de Gestión Social de Urbanismo Social habla del Proyecto Red Comunitaria en Prevención de la Violencia hacia la Mujer en la ciudad de Talca, que promueve y fortalece el trabajo articulado e intersectorial.

«Es importante comprender que la violencia también se encuentra en lo sociourbano y que la ciudad no es neutra, y que excluye a gran parte de la población», explica la también coordinadora del proyecto desarrollado en Talca debido a los niveles de violencia y a sus características socioeconómicas y territoriales. «Es uno de los que representa mayor índice de violencia intrafamiliar según datos estadísticos», precisa Muñoz. 

En este sentido, la metodología del proyecto está enfocada en el trabajo en los barrios y comunidades escolares mediante talleres, charlas y otros procesos participativos. La fundación no recibe denuncias ni presta asistencia pero da información sobre las organizaciones que prestan ayuda.

¿Quieres saber más? Mira la entrevista con Yillian Muñoz, Coordinadora de Gestión Social de Urbanismo Social.

Locales Conectados: impulsando la economía local

El Fondo Monetario Internacional ha proyectado para este año la peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial; la Comisión Económica para América Latina y el Caribe también prevé una crisis en la región incluso mayor a la de la Gran Depresión. Ante esto, son muchas las iniciativas que vienen activándose, no solo desde los Gobiernos sino también desde la sociedad civil organizada, Locales Conectados es una de ellas.

Locales Conectados es una plataforma de colaboración innovadora y sostenible para la reactivación de la economía local principalmente en los territorios más vulnerables del país, impulsada por la Fundación Urbanismo Social y el Laboratorio de Innovación Social UC. 

En este sentido, mediante la canalización transparente y eficiente de recursos públicos y privados se busca transformar el actual “gasto en alimentación y bienes de primera necesidad” en una inversión que fortalezca al comercio local y lo habilite como un actor social relevante del desarrollo territorial. Así, no solo se estaría apoyando este tipo de economía sino también ayudando a garantizar la alimentación, considerando que, además, la pandemia podría dejar a aproximadamente 14 millones de personas vulnerables en inseguridad alimentaria severa durante este año, según el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

«Creemos que este modelo de trabajo va a inyectar recursos al barrio y a territorios más vulnerable y, además, dejar la capacidad instalada en el comercio local donde pueden entrar a una primera etapa de digitalización, de fortalecimiento y a la vez transformarse en un actor relevante en el desarrollo estratégico de cada uno de los barrios», señala Pilar Goycoolea, Directora ejecutiva de Urbanismo social.

 

“Las mejores soluciones a la crisis han sido desde lo local y en articulación con vecinos”

En esta segunda entrega de entrevistas remotas a miembros de nuestra Alianza Editorial de Ciudad y Territorio, conversamos con Paz Sáenz, Directora Comunicaciones e Incidencia de Urbanismo Social, quien en el contexto actual resalta la reinvención necesaria de las organizaciones de la sociedad civil para poder seguir haciendo su labor. “Hoy, Urbanismo Social es un laboratorio de cohesión social inventando estas nuevas plataformas y herramientas distintas según el proyecto que tengamos”, precisó.

Lo anterior va de la mano con la misión de su institución, cuyo centro son las personas, trabajando con ellas en base a diseños participativos adaptados a las realidades y necesidades de cada comunidad.

Sobre la crisis sanitaria, económica y social, Sáenz afirma que “más que nunca se ha demostrado que los espacios públicos, la vivienda, cómo se construye ciudad finalmente, puede propagar una crisis o la puede intensificar”. La periodista también se refirió a cómo vamos a volver a ocupar los espacios públicos y cómo se mejora la política pública que permite construir espacios de mayor calidad.

“Las mejores soluciones frente a la crisis hoy día han sido desde lo local, desde lo barrial, y en articulación con el vecino, y eso es lo que hoy día nosotros estamos potenciando”, concluye Sáenz. 

 

Revisa a continuación la entrevista:

Chile hoy es víctima de otro virus invisible: La dolorosa crisis del déficit habitacional

En el marco de las medidas que el gobierno y la ciudadanía están tomando para disminuir la propagación del Covid-19, pareciera ser que la medida más eficaz y transversal es que nos mantengamos dentro de nuestras viviendas, evitando lo más posible el contacto con la vida exterior. 

Dada la gravedad de las circunstancias esto tiene mucho sentido, sin embargo, a su vez revela una problemática urbana que se ha ido agudizando en los últimos años, en especial en las grandes ciudades; la crisis de acceso a la vivienda.

Para saber más, te dejamos con la columna de opinión -esta vez bajo el formato #QuédateEnCasa– que Martín Montes, Coordinador Social de Urbanismo Social tiene en Base Pública para ti:

 

¿Cómo sería una ciudad diseñada por y para las mujeres?

En las ciudades modernas, la movilidad de las personas resulta ser heterogénea y desigual. No es lo mismo desplazarse a horario punta en auto, bicicleta o transporte público. 

También hay factores como la edad, el nivel socioeconómico, o el género, que determinan nuestra experiencia de movilidad. Si observamos desde una perspectiva de género, es posible ver que no solo es una práctica social, sino que también podemos evidenciar la reproducción de relaciones de poder.

La movilidad permite el acceso a espacios y servicios de la ciudad, los cuales están distribuidos de forma diferenciada en gran medida por la división de lo productivo, asociado al rol de los hombres en la ciudad; y lo reproductivo, marginado a los espacios privados, a la casa, a las mujeres.

Desde la experiencia de Urbanismo Social en los territorios, se cree  necesario generar espacios de participación con las mujeres, donde se pongan en valor las experiencias cotidianas de los desplazamientos por la ciudad. Temas que son esenciales para conocer y entender en profundidad la diversidad de desplazamientos por el barrio y la ciudad.

Los cambios en la planificación urbana solo son posibles comprendiendo las experiencias cotidianas de todas las personas, y en este caso, considerando la urgente inclusión, de las mujeres. Solo así podemos aportar a la construcción de una ciudad más democrática, equitativa y segura

 

¿Cómo sería una ciudad construida por y para las mujeres? Revisa nuestra nueva columna de opinión de la Alianza Ciudad y Territorio.

Dirigentes y territorio: Víctor en El Almendro II

En el contexto del estallido social se hace imperante reconocer las demandas de los territorios que se ven segregados de la institucionalidad y los servicios públicos entregados por el Estado, muchas veces de forma desigual como lo podemos ver en las asignaciones del Fondo Común Municipal (FCM).

Entre inequidad y la falta de un tejido social que responda de manera eficaz a las necesidades de los pobladores en su territorio, aparecen liderazgos de base como el de Víctor Cuevas, que con sus 73 años es dirigente social hace más de 30.

«Los dirigentes buscan mantener y levantar una población, organizándola a través de la unión de sus vecinos», asegura Víctor Cuevas, Presidente JJVV, Villa El Almendro II de El Bosque.

 

Conoce más de su historia en este nuevo Ciudadano Base.

Negar la participación social invisibiliza el poder del involucramiento local

Que se instale el protagonismo de los municipios y la comunidad en la planificación de sus territorios, y no ser tratados como beneficiarios del Estado, y con ello, reconocer su rol como protagonistas del desarrollo local, evitando la excesiva centralización técnica, administrativa y política, es uno de los principales objetivos de la Fundación Urbanismo Social.

Porque el centro son las personas, y luego del estallido social del 18 de octubre donde estas mismas pensaban que su incidencia era mínima en los procesos sociales, debemos crear nuevos mecanismos donde la opinión de todas y todos, además de ser consideradas debe ser vinculante.

Lo anterior se explica con las más de dos millones de personas que se sumaron al proceso de consulta ciudadana de carácter municipal, que revela que la ciudadanía busca espacios de participación y vinculación a escala territorial y nacional. “Pero estos anhelos solo se sustentan en la medida que exista una real distribución del poder y asumamos que las personas que viven en el territorio son las expertas en sus temas”, sostiene Pía Monardes. Directora de Gestión Social de Urbanismo Social.

 

Pía, es la protagonista de esta nueva columna de opinión que te dejamos a continuación, parte de nuestra Alianza Ciudad y Territorio.

Nacer, vivir y envejecer en un barrio vulnerable

Mediante el testimonio de cinco personas podemos ver lo difícil que se hace la vida cuando se vive en una comuna alejada del centro laboral, social y de acceso a servicios básicos, realidad en la que viven miles de chilenos y no sólo en Santiago, si no que también se puede extrapolar a cualquier barrio vulnerable de Chile.

En «Nacer, crecer y envejecer en un barrio vulnerable» podemos encontrarnos de cerca y entender cómo afecta de forma radical la segregación territorial en la que vivimos y que consideramos, es una de las razones principales del estallido social en el que nos encontramos.

Una razón más: Nacer, crecer y envejecer en un barrio vulnerable

Base Pública quiso retratar por lo que muchos chilenos pasan al nacer, crecer y envejecer en un barrio segregado territorialmente, donde los servicios no funcionan de manera óptima, las distancias son muy distintas a las del centro de la capital y muchas veces se ven enfrentados a situaciones de violencia que marcan su historia de vida.

Los invitamos a ver este primer adelanto del corto documental «Nacer, crecer y envejecer en un barrio vulnerable», que retrata las distintas etapas de la vida, que muchas veces se ven condicionadas por su entorno y que como parte de nuestra alianza Ciudad y Territorio, las vemos como una de las principales causas del estallido social que lleva más de una semana.

 

Pérgolas de Carrascal: un parque diseñado en la ribera más olvidada del Río Mapocho

Durante los últimos dos años, empresarios, autoridades, vecinos y vecinas de Cerro Navia y Quinta Normal se sentaron en una misma mesa, construyeron un proyecto público con financiamiento privado por medio de la Ley de Donaciones Sociales y diseñaron un espacio para el desarrollo y la felicidad de quienes habitan en el sector. A raíz de este esfuerzo, el fin de semana se entregó a la comunidad un nuevo parque urbano: el Parque Pérgolas de Carrascal.

“Creemos que la empresa privada, la sociedad civil, los vecinos, los municipios, si no nos coordinamos nuestro esfuerzo se diluye. Aquí vimos un modelo, vimos una metodología y la impulsamos, la apoyamos y lo seguiremos haciendo, porque creemos que romper los candados de la exclusión y la marginación nos involucra a todos de forma coordinada”, declara el alcalde Cerro Navia, Mauro Tamayo.

Con una inversión tanto de Red Megacentro como de Banco Santander fue posible materializar el sueño del parque. Lo que antes era un microbasural, hoy es un parque de casi 14.000 metros cuadrados, con grandes pérgolas que enmarcan un espacio de encuentro para toda la comunidad y aportan a la expectativa de “dejar de ser vistos como el lugar de la basura”. 

El parque cuenta con juegos infantiles, bancas para descansar, un muro de escalada y la continuación de la ruta Mapocho42k. La iniciativa fue reconocida en la última edición de los Premios Iniciativas Municipales de Pulso.

El diseño estuvo en manos del Premio Nacional de Arquitectura, Juan Sabbagh, con el objetivo de llevar infraestructura de calidad a cualquier comuna, saldando poco a poco una deuda histórica con los y las vecinas que han vivido en constante situación de desigualdad y que cada día ven los basurales que adornan hasta ahora la ribera del río en esta parte de la ciudad.